Nosotros

No somos una veterinaria que oferta productos para mascotas, mucho menos un espacio donde curamos y bañamos a los animales, con la sencillez del caso, “somos mucho mas que eso”. Nosotros hacemos que su mascota sea feliz, y que el sueño de hacer las cosas bien hechas sea real.

El engreído de sus casas y usted, son importantes para nosotros y en la Veterinaria KUSI WASI festejamos la alegría de vivir bien, y que mejor si la salud de su mascota esta garantizada.

Vengan con nosotros y sean parte de nuestra alegría, alegría que crece junto a su mascota y usted.

Misión
Velar por el bienestar de cada mascota y de su familia a través de un servicio con gran calidez humana y calidad técnica. Para ello brindamos bajo un mismo techo , todos los servicios necesarios, prestados por profesionales. Nuestra constante búsqueda de la satisfacción del cliente nos permite asegurar un servicio diferenciado e innovador. La capacitación constante de todo nuestro staff genera la respuesta adecuada para cada requisito”

Visión
Será una clínica veterinaria modelo, con capacitación constante y enfocada a la satisfacción del cliente y el bienestar de toda mascota. Seremos referentes para profesionales y la elección segura de nuestro entorno geográfico y tendremos participación en un círculo más amplio, incidiendo con nuestras acciones en la problemática veterinaria nacional.

Políticas
Nuestras políticas son el conjunto de leyes que limitan la misión.

  • Cada veterinario debe guardar la Ética profesional frente a otro colega y frente a cada mascota, siguiendo los lineamientos dictados por el Colegio Médico veterinario. Debe “saber hacer”, pero también debe saber delegar lo que no pueda o sepa resolver.

  • Cuidar el medio ambiente y proteger a los miembros de la comunidad (tanto humanos o mascotas) de los riesgos que presentan animales enfermos.

  • Preservar la vida de las mascotas por sobre el deseo de eutanasia infundado.

  • Cordialidad y comprensión ante el propietario compungido.

  • Amplio conocimiento del personal NO veterinario de las prioridades de atención.

  • Amplio conocimiento del personal NO veterinario de los principios que rigen nuestra empresa y capacidad de delegación de lo que no se pueda resolver.

  • Compromiso de cada colaborador en mejorar continuamente, aprendiendo de los errores.